Cuarentena en casa, ahora lavo pijamas y no ropa

Publicado por Tita Lulú en

Una de las cosas que nos ha enseñado esta nueva etapa en nuestras vidas es que lo importante no es lo material sino el amor que uno siente por sí mismo y por su familia. Un día hablaba con mi hermana de lo curioso que es ahora los días donde ya no usas ropa convencional ni mucho menos las lavas, sino que ahora solo se usa pijamas porque se está todo el tiempo en la tranquilidad del hogar. Pues sí, ahora más lavamos pijamas que ropa.

Esta situación por la que estamos pasando todos nos enseña muchas cosas. Lo primero que nos da una pausa, nos ha permitido calmar nuestras vidas o desacelerarlas, ya que vivíamos en una temporada apresurada donde todo debía ser rápido y veloz, sin embargo, lo que está pasando nos permite disfrutar en verdad de las cosas. Entender cuáles son nuestros valores en nuestras vidas, cual es el significado de nuestras vidas y el propósito de ellas. A través de esta huella quiero que juntos entendamos esta realidad y el gran provecho que podemos sacar para ser mejores y construir nuestra base de una manera más fuerte, la familia.

Los problemas en la vida

Muchas veces creemos que la vida son problemas, que cuando estamos desanimados o tristes solo pensamos en eso, en lo feo que puede ponerse la vida y los problemas que siempre lleva consigo. Creo que ese pensamiento nos ha pasado a todos porque en algún momento nos cuestionamos el sentido de una vida con problemas, y esto lo toco porque es algo que estamos pasando. Con esta pandemia muchas personas hemos tenido nuevos problemas, como el desempleo, las clases virtuales, el miedo a salir y contagiarse o perder a un ser querido. Pero a mí me gusta ver distinto los problemas, verlas como “situaciones” que pasan en la vida y que vienen para enseñarnos, para alinearnos con nuestro propósito de vida y cumplirlo. Nos ayuda a aprender, por eso es importante agradecer estas situaciones que vienen a nuestras vidas, debemos permitir que entren a nosotros y verlas con una mirada distinta, una de agradecimiento y verán que ese problema no es malo, porque uno no lo permitió, sino que fue adelante y se dijo: “vamos a batallarla”. Pues así siempre debemos ver los problemas, y créanme que nunca más perturbarán sus vidas. Recuerden que todo es energía, entonces no generemos energía negativa, sino florezcamos y demos energía viva, pura y positiva.

En esta temporada donde todos estamos pensando y pensando

Ahora como sabemos que existe el problema, muchas veces no sabemos cómo resolverlas y lo único que hacemos es pensar y pensar como si eso fuera a resolverlo. Pues no, no es así, no intentemos enfermarnos mentalmente, nuestra mente, por el contrario, debe estar libre para poder ver lo hermoso de lo que nos está pasando, para poder ser agradecidos con lo que está sucediendo, para analizar qué cosas me está dejando y cómo eso me ayudará con mi propósito de vida. Unas de las cosas que siempre nos daña son nuestros pensamientos, que vendría ser una subconciencia que siempre nos dice algo, pero no es verdad. Para mejorar eso, es importante que no crean a su subconsciente y permítanse ver de manera clara la situación para que pueden vivirla mejor.

DSC_9049

Oportunidades de cada situación

Y si, todos los problemas que tengamos nos dan oportunidades, nos dice y nos guía a donde ir, a nuestro propósito, por eso es muy importante no huir de el, sino que vivirlo porque los va a llevar su propósito de vida. Lo que nos está pasando hoy, a la humanidad, es una gran oportunidad de ser mejores, de empezar a ser familias envidiables, familias, como ya en otra huella les he dicho, familias que aman, que se apoyan y que de eso surge grandes personas. Entonces, debemos aprovechar las oportunidades que nos da la vida, abrazarla y hacerlas y si no resulta pues está bien, pero aprendiste. Y eso es lo más importante.

Ganas o aprendes

Aquí aplico esta gran frase, en la vida o ganas o aprendes, nunca pierdes. Todo en esta vida está para aprender, para ser mejores, para equivocarnos, pero para hacerlo mejor una próxima vez, la vida se trata de eso. No se trata de ser robots y querer ser perfectos, no. Se trata de vivir, de disfrutar los momentos, de ser consciente de nuestro alrededor. De permitirnos reír, llorar, saltar, jugar. Tenemos una sola vida, entonces debemos vivirla al máximo. Con esto no quiero sonar a cliché, pero en verdad la vida esta para disfrutarla no para malgastarla. No malgasten su tiempo pensando en los problemas, nos desgasten su tiempo pensando en el futuro. Inviertan todo su tiempo y energía en vivir el hoy, de estar presentes. Para ello, es muy importante empezar a seguir nuestro camino para lograr nuestras metas, no debemos dejar que ese subconsciente nos ponga en blanco, que no nos deje estar tranquilos. Para ellos les cuento ciertos pasos que pueden seguir.

Sigue estos pasos

Primer paso

Cambiemos la palabra “problema” por la palabra “situación”. Este cambio nos ayuda internamente a sentirnos más libres porque problemas suena a algo negativo, sin embargo, situación es algo que pasa y de hecho está bien que suceda porque todo en nuestra vida son situaciones.

Segundo paso

Respirar. Una de las cosas que ayuda muchísimo a ponerle un stop a nuestro subconsciente es respirar, realiza respiraciones profundas en el día, eso te permite tener un panorama completo de tu hoy y te ayuda a disfrutar cada momento.

Tercer paso

Vivan su vida, vivan las situaciones que tengan. No traten de huir de ellas, sino háganle frente. Interiorícenla y siéntanse agradecidos por lo que está pasando porque eso tienen una enseñanza que dejará algo importante que los ayudará con sus propósitos de vidas.

Cuarto paso

¿Sabes cuál es tu propósito de vida? Es muy importante saber cuál es nuestro propósito en la vida y cuales son nuestros valores. Porque eso ayudará a tener convicción en cada cosa que hagan, cada batalla que luchen, cada obstáculo que pasen. La convicción ayuda muchísimo a poder vivir esas situaciones y disfrutarlas.

Deseo de corazón que puedan seguir estos pasos que estoy segura los ayudara. Debemos dejar de amargarnos porque pensamos que todo nos pasa a nosotros, sino que veamos desde otro punto de vista y vivíamos cada día intensamente.

¡Un abrazo fuerte!


0 comentarios

Comenta tu experiencia