Cuando yo me siento bien, toda la familia se siente bien

Publicado por Tita Lulú en

Creo mucho que nosotros somos los responsables de generar un ambiente único, hermoso e inolvidable en nuestras familias. Para que esto suceda, la energía es la clave, ya que es poder y se contagia. Al estar contentos eso podemos transmitir al resto de personas y toda la energía del ambiente cambia, se vuelve puro y palpable. Esto es algo que podemos practicar todos los días en nuestro hogar, con nuestra familia. Contagiemos esa energía y verán los cambios que esto puede realizar.

Los invito a que lean esta huella y sigan los pasos para lograr un gran ambiente familiar.

Energía

Considero que lo que siempre rodea el ambiente en un lugar es la energía que existe, y eso sólo lo creamos nosotros. La energía es la fuerza interior de cada persona, es la fuerza de creer, de pensar, de hacer. Por eso, considero que la energía es de gran ayuda para todas las personas si sabemos usarla correctamente, vale decir, si sabemos mostrarla de manera positiva. Esto ayuda a generar ambientes amigables, hacer que nuestro día a día sea único. Tener problemas, pero verlas de otra perspectiva, de una sana. La energía es el motor que nos ayuda a hacer más, la que nos lleva a lograr nuestras metas, nuestros objetivos y no quedarnos a la mitad del camino o desviarnos.

Dar alegría al resto

Es importante reconocer esa energía y compartirla con el resto. Esto no quiere decir que el resto no tenga energía, sino que muchas veces está apagada y debemos ayudar a encenderla. Recuerden que todo está a base de energía. Entonces, no hago algo en específico para dar alegría a alguien, sino que me permito mostrar mi energía, sacarla, mostrarla y solo eso ayuda mucho. Entonces, tengamos en mente que eso es lo importante, no lo que hagan o cómo actúen o en qué piensen, sino estar presentes en el momento y mostrar su energía, disfrutar y contagiar al resto de ese momento. Por otro lado, debemos detectar cuando tenemos una energía positiva, de entusiasmo porque si no podría pasar que contagiemos, pero no algo que brille sino algo que puede generar oscuridad. Eso, inevitablemente, es algo que existe en nuestras vidas, pero debemos saber reconocerlas para sacarlas en el momento oportuno.

Compartir del ambiente

Luego, lo que creamos es ese ambiente, el ambiente donde podemos ser nosotros mismos, donde nos divertimos y estamos presentes disfrutando del momento, de las personas que están en nuestras vidas, de estar vivos; disfrutar hasta de las tareas y deberes que debemos hacer, de nuestras responsabilidades, de todo. Eso es lo más genial, generar ese ambiente no solo es para una reunión familiar, sino para todos los días. Disfruten de todos los momentos en sus vidas, sean ustedes, sean libres de hacer lo que les haga feliz, lo que les haga plenos. No lo dejen pasar y háganlo.

IMG_7387-3 fara semn

Influir en el resto

Esto de todas maneras influye en el resto porque como ya lo dije, se contagia. Compartir energía ayuda a las personas a darse cuenta del poder de sus propias energías. Esto se vuelve una cadena, una cadena de ayuda y aprendizaje. Si todos lográramos esto podríamos hacer grandes cosas con nuestras vidas y con las vidas de las personas que nos rodean.

Pasos a seguir

Para ello, y como en todas las huellas, les dejo pasos para que practiquen, para que los sigan y construyan ambientes maravillosos en sus familias.

Paso 1

No piensen sólo hagan lo que quieren hacer. Esto ayudará a no permitir que nuestra mente nos engañe, sino que esté presente nuestro cuerpo, alma, que salga esa energía que todos tenemos y permitámonos disfrutar.

Paso 2

Den todo de ustedes. Si ya empezaron a disfrutar, a mostrar su energía, ahora den todo de ustedes. No se distraigan, no se cuestionen sólo disfruten del momento y contagien al resto.

Paso 3

Contagia a quienes están contigo. Permite que las personas también se muestren, también compartan sus energías y no se retraigan, sino que lo compartan.

Paso 4

Disfrutar al máximo del momento. Ya todos están siendo como son, compartiendo lo que tienen dentro, estando presentes y disfrutando del momento. Siendo conscientes de la importancia de sacar la energía que tenemos guardada y la sacamos para disfrutarla.

La energía es la base de todo, entonces compartamos este elemento tan importante con nuestra base de vida, la familia. Generemos muchos momentos llenos de energías. No permitamos que las circunstancias nos la apaguen. No permitan llegar a casa después del trabajo y no disfrutar de los que están en ella, no se encierren.

¡Muestren sus energías y contagien! Contagien y generen momentos memorables.

¡Un abrazo fuerte!


0 comentarios

Comenta tu experiencia